Blog comprar flores en Madrid – quedeflores.com » Blog Archive ¿CÓMO REGAR TUS PLANTAS CUANDO ESTÁS DE VIAJE?

admin On October - 15 - 2018

 

Llega el momento que llevas esperando todo el año, todo el mes, o toda la semana…. ¡vacaciones a la vuelta de la esquina! Sólo un problema a la vista… ¿cómo riego las plantas cuando esté de viaje? No siempre disponemos de un alma caritativa que vaya a nuestro hogar a cuidar de nuestras plantas, e irnos a algún sitio recóndito en el que escapar de la realidad durante unos días es algo demasiado irresistible. La solución para poder irnos de vacaciones sin tener que preocuparnos de la supervivencia de nuestras plantas es sencilla… ¡sistemas automatizados de riego!

 

En la entrada de hoy os dejamos algunos ejemplos de cómo regar las plantas cuando estáis de viaje para que elijáis el que más os convenza.

 

1. AGUA GELIFICADA
Esta botella con un gel en su interior es perfecta para mantener tus plantas regadas y sanas durante tus viajes. El gel se irá convirtiendo en líquido poco a poco para suministrar los nutrientes necesarios. Al no tratarse de un riego constante, sino que se activa cuando nuestra planta o flor lo necesita, la botella puede durar unas dos semanas.

Puedes encontrar diferentes sistemas que variarán según su dificultad: unos muy sencillos en los que simplemente debes colocar el gel de agua en contacto con el sustrato, y otros más sofisticados que requieren usar un recipiente enterrado en la tierra.

Consejo: Si te vas más de una semana o durante la época estival, ¡deja colocadas dos botellas de agua gelificada y así evitarás el riesgo de volver a una casa con plantas secas!

 

2. MACETAS DE AUTORIEGO
Las macetas de autoriego son otra buenísima opción para asegurarnos de que nuestras plantas tendrán todo el agua que necesitan. Estos maceteros tienen un sistema de almacenamiento de agua que mantendrá nuestras flores con un riego continuo. Lo único de lo que debes preocuparte es de controlar el nivel del depósito y dejarlo a un nivel óptimo antes de empezar esas merecidas vacaciones. Si vas a estar mucho tiempo fuera de casa, ¡asegúrate de que el depósito sea lo bastante grande o tus plantas se acabarán secando! Este sistema funciona tanto para plantas de interior como de exterior, siempre y cuando las segundas no estén plantadas en jardineras.

 

Consejo: no llenes el depósito más del límite recomendado o acabarás asfixiando las raíces.

regar plantas en vacaciones

3. CONOS DE ARCILLA

Son un sistema muy útil para regar varias plantas a la vez. Se trata de un cono con una apertura amplia que colocaremos en la boca de una botella de plástico, a la que habremos hecho un agujero en la base para dejar entrar el aire. En el extremo contrario el cono tiene una boquilla estrecha que deberemos clavar en la tierra de la maceta. Con este sistema dosificamos el agua y las raíces no quedarán inundadas. Además, un mismo recipiente puede abastecer a varios conos de riego y regar diferentes macetas.

Consejo: los conos vienen marcados con un código de color que indica su porosidad. Cuanto menos poroso sea el cono, más despacio suministrará el agua y más durará.

regar plantas en vacaciones

TRUCOS CASEROS PARA REGAR LAS PLANTAS CUANDO ESTAS DE VIAJE

 

  • El truco de la botella, todo un clásico. Haz un agujero milimétrico en el tapón de una botella para dosificar el agua y colócala boca abajo sobre la maceta. Si quieres disminuir su caudal puedes añadir un poco de algodón en la base del tapón antes de enroscarlo.

Consejo: coloca más de una botella por maceta, ¡por si acaso!

  • El truco del cordón de algodón, para regar varias plantas a la vez. Es sencillo, sólo tienes que enterrar uno de los extremos del cordón en la maceta y el otro colocarlo en un recipiente con agua. ¡Asegúrate de que el recipiente contiene agua suficiente!

Consejo: puedes usar otro material siempre que tenga una buena capacidad de absorción.

  • Efecto invernadero. Con este truco tendrás tu propio efecto invernadero en casa. Necesitarás una bolsa de plástico, unos palillos chinos o varillas de madera y una goma elástica. Coloca los palillos de modo que queden más altos que las hojas superiores de la planta, envuelve la planta con la bolsa y fija bien la goma para que la bolsa quede tensa. Así conseguiremos que el agua que se evapora de la planta se quede adherida a las paredes de la bolsa y, gracias a la condensación, vuelva a la planta como si de lluvia se tratara.

Consejo: evita que las hojas toquen la bolsa.

Si conoces algún otro truco para mantener tus plantas regadas mientras estás de viaje estaremos encantados de conocerlo ¡comparte tu conocimiento con nosotros!

Related posts:

Dejar un comentario