Blog comprar flores en Madrid – quedeflores.com » Blog Archive La leyenda y simbología de la Passiflora

admin On October - 16 - 2013

La semana pasada en la Trastienda de Quedeflores.com hablamos sobre la Passiflora y sus cuidados y hoy queremos comentar algunas curiosidades relacionadas con ella.

Fotografía de Eva Lopez, passiflora

Fotografía de Eva López, passiflora

Comenzamos por la imaginación popular que ve en la inusual forma de la Pasionaria varios atributos que puede relacionar con la simbología cristiana de la Pasión de Cristo.

Sus tres estigmas florales serían los tres clavos usados para clavar a Jesús en la cruz; el ovario y su base representa el cáliz de la Última Cena; las cinco anteras, las cinco heridas; la corola representa la Santa corona; los diez ‘pétalos’ (en realidad son cinco pétalos y el resto son sépalos) los apóstoles (salvo Judas Iscariote el traidor y Pedro el negador); las hojas viejas también representan las manos de aquellos que lo persiguieron, y las hojas nuevas, la punta de la lanza usada para punzarlo; los zarcillos, los látigos con los que lo azotaron; y finalmente, su fruto pequeño y anaranjado, encierra unas semillas rojizas que se interpretan como las gotas de sangre coagulada que brotaron de las heridas del santo cuerpo.

Passiflora. Fotografía de Muufi

Passiflora. Fotografía de Muufi

 

Leyendas

Por otro lado, existen varias leyendas populares acerca del origen de las pasionarias.

Una de ellas asegura que su origen se debe a las lágrimas derramadas por María Magdalena a la muerte de Jesús, que al caer en la tierra se convirtieron en las semillas de la pasionaria.

Passiflora. Fotografía de Cesar Fernández López.

Passiflora. Fotografía de Cesar Fernández López.

Otra cuenta que:

Mburucuyá era una muchacha española que se había enamorado de un aborigen guaraní, con quien se veía a escondidas. El padre de la muchacha, un militar, jamás hubiese aceptado esa relación con un hereje enemigo y, por otro lado, ya había decidido que su hija debía casarse con un joven capitán español. Al enterarse de la relación de su hija, decidió asesinar al muchacho guaraní.

Mburucuyá, presa del dolor, se hundió en el corazón una flecha de plumas, las plumas adheridas a la flecha comenzaron a transformarse en una extraña flor que brotaba del corazón de Mburukujá que cayó sobre el cuerpo de su amado muerto.

Tiempo después, en ese trágico lugar nació una planta nunca vista hasta entonces, y a la que comenzaron a llamar mburucuyá.

Unas bonitas leyendas para una flor que llama la atención desde el primer momento por su curioso y bello aspecto.

 

Si te ha parecido interesante este artículo y no quieres perderte ninguna de las curiosidades florales que solemos comentar, suscríbete gratuitamente a nuestro blog y recibirás todos nuestros posts cómodamente en tu mail.

Fotografía: Eva López, Muufi, Cesar Fernández López.

También te puede interesar:

Dejar un comentario